miércoles, 28 de diciembre de 2016

Navidad y Año Nuevo

Resultado de imagen para nacer miseriaEn los días finales de cada año celebramos dos fiestas separadas por ocho días y que tienden a coincidir para muchos si no con vacaciones anuales con sendas celebraciones a lo grande. De pequeño me costaba entender el por qué de la celebración, aunque obviamente formaba parte de ellas. Lo típico es el saludo "feliz navidad y feliz año nuevo". Suelo abstenerme de la primera parte; suelo sumarme a la segunda. 
En virtud de mi formación llegué a apreciar la natividad de Jesús de Nazareth de una manera especial. Realmente es un misterio... ya pués, puede ser complicado de comentar como fue el intento de Jon Sobrino en la homilía del pasado 24 de diciembre (no es lo mismo el aula que la calle). El asunto radica en que un su compañero, que tampoco tuvo fama de ser muy claro, es que nuestro Dios "es un poco raro". El problema nuestro es que hemos convertido el natalicio de Jesús en Merry Christmas o Frohe Weihnacht estilo cocacola, transformando el asunto en el arbolito y los muñecos de nieve. Lo de los regalos se entiende y podría entenderse mejor en su contexto... pero es un contraste grande cuando nos metemos en el asunto del nacimiento de Jesús. Ese que consideramos nuestro Salvador, nació en un abrevadero para animales porque no encontró espacio en una pensión. Como que dijeramos hoy nació en una caja de cartón en el centro de San Salvador de padre y madre vendedores informales que ya no les dio tiempo de llegar a ninguna parte... Por eso el fácil "feliz navidad" me choca cuando pienso en lo que debe significar... Por supuesto, deseo lo mejor para todas y todos, incluids mis adversarios... o como dice don Silvio en una canción "la gente que me odia y que e quiere..."
Por eso si me apunto a desear a tods un feliz año que comienza el próximo 1 de enero, con los nuevos retos que lleguen, los asuntos por resolver o rematar lo que se tenga, con sus gozos, tristezas y esperanzas. Que a veces parece es más difícil cada día y cada año, tener esperanza, pero por eso es una gracia, porque no sabe uno de donde, pero mantenemos la esperanza que las cosas irán a mejor. 

Saludos