jueves, 3 de noviembre de 2016

¿Clinton o Trump?: Las elecciones en EEUU y El Salvador



Resultado de imagen para clinton trump wall street
(Imagen libre - Youtube)

El Salvador y el resto de la región, habría que decir. Lo que resulte ahí siempre tiene un efecto, más positivo, más negativo, si quiere pero al fin y al cabo, efecto. Normalmente se tiende a hacer diferencia entre una posible victoria republicana y una posible victoria demócrata; por supuesto, hay diferencia también ahora, aunque no debemos perder de vista que, más allá de algunas diferencias, Estados Unidos es Estados Unidos… ganen republicanos o demócratas, incluso algunas vez ha prevalecido un consenso bipartidista como fue el caso de los años ochenta.
Lo que a estas alturas del partido es que no hay victoria garantizada de ninguno, a pesar de las antipatías y escándalos de seguridad, machismo, palancas Wall Street y rechinar de maquinarias político partidarias. Algunos analistas dicen que incluso, en el fondo, Clinton y Trump son lo mismo como clase política aliada de los poderosos del país. Y por, en el fondo, en lo que respecta  a nosotros, si bien algunas cosas pueden matizarse, las cosas no van a cambiar mucho.
Me parece que plantear la cuestión si a El Salvador le conviene más una victoria que otra ya no es tan importante, fundamentalmente porque sobre algunos puntos estratégicos, la suerte está echada ya. Me lanzo con algunas reflexiones.
  1. En el tema migratorio, se supone Clinton es benévola y Trump lo contrario… incluso hoy escuché por radio que Vicente Fernández escribió un corrido para Clinton, pero independientemente quien gane la presidencia (parece que ganará Clinton), la tiniebla sobre el tema migratorio se ha lanzado. No hay que olvidar que durante la administración Obama las deportaciones continuaron en ascenso. Pero la xenofobia, la indiferencia y desprecio frente al migrante se va consolidando desgraciadamente como una normalidad no importa si son centroamericanos, sirios o asiáticos… hay una fuerte corriente en ascenso en EEUU, Gran Bretaña, Alemania y todos los etcétera habituales.
  2. Un ascenso paralelo con “nuevas derechas”: Alternativ für Deutschland (AfD), el fenómeno Trump más bien asociado al Tea Party, pero aceptado a regañadientes entre los republicanos, United Kingdom Independence Party (UKIP) o la reelección de Rajoy con el beneplácito del PSOE en España… por eso no me extrañaría a mí que Trump terminara ganando las elecciones en EEUU. El mundo está raro, lo político revuelto, las “derechas alternativas en auge” (pero que en el fondo es la misma derecha con makeup alternativo) y las izquierdas (las domesticadas, pero a veces también las que son como dios manda) cediendo el paso.
  3. ¿Podemos imaginarnos un escenario político para El Salvador? Todavía no salta una derecha alternativa, ni tampoco del lado izquierdo, pero que a veces parecen empecinados en hacer mal las cosas para conceder espacio a la derecha (alternativa o tradicional). Me ha gustado por ello, por fines ilustrativos y de referencia, el discurso de Rufián de ERC en la sesión de investidura de Rajoy hace muy pocos días… los pactos de cúpulas de partidos ideológicamente dispares jamás ha sido una eventualidad, sino siempre una posibilidad porque los que manejan el poder político y protegen a las élites del poder político, terminan conviertiéndose en élites políticas que defienden sus intereses partidistas, no los de las grandes mayorías.
Resultado de imagen para rufian erc twitter psoe investidura
Del Twitter de G.Rufián