sábado, 30 de julio de 2016

Juventudes, Violencia, lesión de la dignidad y estigmas sociales

El Servicio Social Pasionista ha presentado su producción en video titulada Más allá del estigma, cultura de la violencia en El Salvador. La ocasión siempre es oportuna, necesaria y urgente para hacer ver que el problema de la violencia no puede ni debe reducirse al problema del delito, mucho menos al problema del crimen organizado. La violencia está en íntima conexión con las afrentas a la dignidad... ahí donde hay humillación se crean las condiciones propicias para la violencia. Ahí donde hay respeto y construcción de entornos dignos, hacemos prevención de la violencia. 

lunes, 25 de julio de 2016

Sobre justicia restaurativa: ¿de qué estamos hablando? Diez puntos esenciales (Parte II)



Jóvenes refugiados salvadoreños en Mesa Grande



 Celebramos que diversas voces, entre ellas la Iglesia católica en voz de su arzobispo, se pronuncian por mecanismos no punitivos... sin embargo, es curioso ver como los medios confunden fácilmente justicia transicional con justicia restaurativa (no es lo mismo simplemente porque hay justicia transicional de carácter punitivo), así como lo retributivo con lo restaurativa.
Por tanto, viene bien continuar con los diez puntos sobre Justicia Restaurativa.
6. ¿Es el crimen una violación del derecho? Sí, pero más que eso es una violación de personas concretas, es violación de relaciones: entre la víctima y el ofensor, entre las familias involucradas... si no hay relación previa, el delito crea esa relación... que es una relación hostil. En esa relación Ofensor – Víctima, detrás de cada una de las personas está su grupo de referencia, familia, amigo, vecinos... que toman partido. Así directa e indirectamente tenemos un enfrentamiento de grupos.

La justicia retributiva con el castigo ahonda la separación en las relaciones, utiliza medios violentos para solucionar la situación, alienta la hostilidad y la venganza. La justicia restaurativa se pregunta si es posible cambiar la situación para satisfacción de las partes.

                Ante un hecho determinado, cuando un crimen sucede, aun cuando haya sido posible identificar inmediatamente al hechor, las primeras preguntas  deben ser:

·         ¿Quién ha sido dañado?

·         ¿De qué manera ha sido dañado?

·         ¿Cuáles son sus necesidades?

Este es un planteamiento distinto de la justicia retributiva que normalmente su primera pregunta es ¿quién lo hizo?, a fin de poder preguntarse después ¿qué es lo que merece?



                7. ¿Cuál es la meta en la JR? Si el crimen es un daño, ¿qué es la justicia? Si el crimen daña a la gente, la justicia debería ser una búsqueda por hacer bien las cosas para y entre las personas. Cuando un mal ocurre, la pregunta central de la justicia no debería ser ¿qué se merece el ofensor? La pregunta primaria debe ser ¿qué se puede hacer para hacer bien las cosas? Si el crimen es daño, la justicia es sanación y reparación y, aunque no se puede garantizar la recuperación total, la justicia verdadera debería apuntar en esa dirección, en los cuatro niveles indicados: Víctima, Ofensor, Relaciones y Comunidad.



8. Se parte de las necesidades. Parece apropiado partir de lo que son las necesidades de la víctima: (a) necesitan experimentar una justicia aunque se aproximada (b)  las más urgente son las de apoyo y seguridad; (c) necesitan ser escuchadas, contar su historia, convivir con sus sentimientos. Decir su verdad; (d) necesitan saber que lo que pasó estuvo mal e inmerecido (vindicación) y necesitan saber que algo se ha hecho para corregir el mal. Retribución es una forma de vindicación, pero también la restitución. La vindicación no puede ni debe reducirse a compensación, mucho menos únicamente monetaria.

                La restitución (restauración) implica un reconocimiento del mal y una afirmación de responsabilidad. La retribución suele dejar un legado de odio; hacer el bien es una forma de restitución. Las personas necesitan responder ante su impotencia actual, participando activamente en el proceso.



9. El crimen crea también obligaciones: cuando alguien hace el mal, él o ella tiene la obligación de hacer las cosas bien. Esto significa alentar a los ofensores a entender y reconocer el daño que han hecho y entonces tomar así medidas, incluso simbólicas, pero significativas, para hacer de ese mal un bien. Esta es una de las cuestiones centrales de la justicia: hacer el bien. El castigo pretende enviar un mensaje:

No cometas ofensas porque está en contra de la ley, porque aquellos que hacen el mal, merecen ser violentados.

El mensaje de la restitución es diferente:

No cometas ofensas, porque dañan a los demás. Aquellos que dañan a los demás, tendrán que convertirlo en bien

El ofensor también necesita enfrentarse consigo mismo y su imagen construida, necesita asumir su responsabilidad y entender por qué ha hecho lo que hizo... quizá necesita manejar la ira, su ideología, encontrar sus debilidades, el ejercicio de su poder o su impotencia.



10. Desde cierto punto de vista, el trabajo de JR es un trabajo de mediación. Como proceso de acercamiento entre víctima y ofensor, tres preguntas son claves:

                a. ¿Ha sido la injusticia reconocida y aceptada? ¿Ha admitido y aceptado el ofensor responsabilidad por sus actos? ¿Han sido contestadas las preguntas de la víctima? ¿Ha tenido el ofensor una oportunidad para explicar lo que ha pasado en su vida? (confesión)

                b. ¿Ha habido un acuerdo respecto a qué se necesita hacer para restaurar la equidad en la medida de lo posible? (restitución)

                c. ¿Han sido discutidas intenciones futuras? ¿Piensa el ofensor hacerlo otra vez? ¿Se siente segura la víctima? ¿Hay previsión para el seguimiento y el monitoreo de los acuerdos? (arrepentimiento)

jueves, 21 de julio de 2016

Sobre justicia restaurativa: ¿de qué estamos hablando? Diez puntos esenciales (Parte I)


Resultado de imagen para refugiados mesa grande
Refugiados salvadoreños en Mesa Grande

Justicia Restaurativa (JR) es uno de esos conceptos maltratados que suelen ser mal digeridos, que terminan por convertirse en malentendidos o mal utilizados o utilizados a conveniencia. En estos tiempos post fin de la ley de amnistía del 93, ha vuelto el asunto de JR. Rescato algunas reflexiones que me aparecen fechadas 2006, relacionadas probablemente con la experiencia de diálogo local en el tema de pandillas y que es recogido aquí. Me parece oportuno a fin de poder construir una propuesta de trabajo sobre  justicia transicional con visión de reconciliación y construcción de paz… sí, es cierto mucha gente lo que quiere es “justicia”  entendida como castigo y le teme a la palabra reconciliación. Otras personas toman a conveniencia un poquito de esto, un poquito de lo otro, por eso vale la pena echar un ojo al planteamiento correspondiente[1].

1. Para comenzar, debe decirse que la justicia restaurativa tiene una visión distinta de la justicia retributiva, comparando perspectivas podemos ver que:
Donde la Justicia Retributiva ve...
La Justicia Restaurativa ve...
… el delito como una violación de la ley  y una acción contra el “estado de derecho”
… una violación y violentación de personas concretas y de las relaciones entre las personas y en sentido más amplio, del bienestar de la comunidad.
 como esencial la determinación de culpabilidad (alguien tiene que ser el culpable) del ofensor
… esencial la determinación de obligaciones del ofensor y su responsabilidad por hacer el bien y reponer, recomponer el daño hecho
… un sistema administrativo que enfrenta el estado contra el ofensor (y excluye a las víctimas)
… un proceso que involucra también activamente las víctimas, sus familias y allegados y promueve el entendimiento.

2. Retribuir significa pagar. En este caso, de pagar un daño: eso se hace con una pena o castigo.  ¿Qué sentido tiene el término restaurativo? El término traduce la palabra restorative del inglés y tiene el sentido en el lenguaje común,  de recuperar un estado anterior de cosas. Una crítica común es que no podemos ni conviene regresar a como estaban antes las cosas porque quizá ya estaban mal... “No podemos volver a la situación de los ochenta” se dice... entonces habría que ir más atrás... pero no se trata de ir atrás en el tiempo, sino de la calidad de las relaciones. La justicia restaurativa, se enfoca en las relaciones. Si el delito o la conducta inapropiada romper las relaciones, se trata de establecer las relaciones apropiadas entre las partes. Muchas veces no existía una relación anterior, si bien el delito crea esa relación. En el fondo se trata de cómo crear relaciones justas entres los seres humanos que no estén viciadas de la culpabilización, la violencia, sino por el respeto
3. ¿Qué se daña que necesita ser restañado? Los delitos dañan relaciones; pero también pueda ser que el delito sea la última escena de una relación dañada. En un caso de violencia intrafamiliar, no es el hecho mismo de la violencia el origen de las relaciones, sino que es previo. Por otro lado,  como en estos casos que muchas veces implica separación (temporal o definitiva), la JR no está impulsando un retorno a la relación, sino una cosa muy distinta. De la misma manera que resolver un conflicto no lleva necesariamente a la re-unión (puede llevar a la separación definitiva), sin embargo, se atienden otros detalles y niveles de la relación que buscan satisfechos a las personas.
4. JR trabaja el daño en cuatro niveles:
                a. Con las víctimas, que necesitan saber qué paso y  percibir algún tipo de restitución
                b. Con los ofensores, que necesitan asumir responsabilidad y obligaciones
                c. Con la relación víctima - ofensor
                d. Con la comunidad (familias)
¿Es posible enmendar una situación y caminar hacia mejores relaciones que reivindiquen la víctima, el ofensor y el entorno de las relaciones?

5. En una dinámica más amplia (más allá del delito), en un conflicto entre A y B, tradicionalmente A asume que B tiene la culpa y viceversa. Sin embargo, desde la perspectiva de Transformación de Conflictos, marco conceptual de JR,  las cosas se ven de distinta manera:
·         A y B comparten responsabilidad,
·         merecen tener una relación justa y armoniosa o que por lo menos no se estorben mutuamente si no han de caminar juntos,
·         se pretende modificar su entorno y
·         la mediación  busca sanar y reconectar.


[1] El texto original no contiene referencias bibliográficas, sin embargo, deben tenerse presentes textos como el clásico de Howard Zehr, Changing lenses, así como su The Little book of restorative justice. Otros materiales importanes son, de Daniel van Ness, Restoring Justice; de Mark Umbreit, The Handbook of Victim – Offender Mediation; de la UNODC, Manual de Programas de Justicia Restaurativa y de D. Sullivan, Handbook of Restorative Justice.