miércoles, 2 de septiembre de 2015

El Salvador: emociones positivas y conflictividad



Resultado de imagen para romero sonrienteMuy recientemente Gallup publicó su Global Emotions Report. En él, El Salvador, junto con otros países de América Latina, aparece en la parte alta de la lista en cuanto a “emociones positivas”. Esta encuesta global  intenta medir la parte intangible del bienestar o la felicidad (no vamos a entrar ahora en la discusión de que puede ser el concepto más apropiado). Normalmente se toma con algún sentido de referencia los indicadores económicos asociados al Producto Interno Bruto (PIB) para determinar en algún la situación de un país. El esfuerzo de Gallup por reconocer y medir esta dimensión intangible, en muy interesante. Todo lo discutible que se quiera en cuanto marco conceptual (¿qué son emociones positivas? ¿qué es bienestar?), metodología (¿cuál es tipo de muestra?) y términos de comparación, pero no deja de ser significativa por sí misma.

Más interesante es el contraste posible de establecer (salvado las diferencias en el tiempo respecto al levantamiento de la información) entre los resultados de la encuesta de Gallup y la manifestada situación caótica originada en el clima de violencia y que hace registrar, por ejemplo,  a La PrensaGráfica,  una orientación bastante pesimista, señalando entre otras cosas que el 85.2% de la población piensa que la situación del país es mala o muy mala, o que el 77.7% piensa que el país se conduce por un rumbo incorrecto.

En la encuesta global de Gallup, los altos puntajes señalarían una tendencia arraigada de emociones positivas en la población respecto de su bienestar, libertades personales y la presencia de redes sociales positivas. El Salvador tiene un puntaje de 81 de 100, junto con Nicaragua y Costa Rica, superados por Paraguay (89 puntos),  Colombia y Ecuador (con 84 puntos). En el otro extremo, donde uno podría pensar que “debería” encontrarse El Salvador, aparece Sudán (47 puntos), Bangladesh (54 puntos), Bosnia (55 puntos).

¿Cómo interpretar estos datos disímiles? ¿Qué pensar del contraste entre lo que se visualiza como un país con una cultura violenta y el dato expresado que mostramos cierta felicidad (¿sonreímos o nos reímos mucho ayer? Pregunta Gallup). Bolivia y El Salvador lideran una lista (con el 59%) de los países que manifiestas haber convivido con emociones positivas…

Es para pensar… que a pesar del clima de violencia, convivimos con cierto entusiasmo y vitalidad, quizá recogiendo aquel espíritu de tenacidad y optimismo (¿?) que ha caracterizado a la población de El Salvador.

Somos un país de emociones positivas a pesar de. Discutible y con elementos necesarios para desentrañar y analizar más de fondo, pero cuya manifestación de contraste es imposible de negar… claro, a menos que desechemos una u otra medición.